martes, 7 de julio de 2015

lo obvio

y se le ocurrieron
todas las frases
de todos los lugares obvios
en una sola:
"no debo temer"
Pero a veces
los perros babeantes del pánico
se le cuelgan
de los brazos
y su letra se quiebra

SEG 7715

2 comentarios:

  1. No debo temer: esas palabras reúnen, sin duda, la mayor parte de las palabras que puedan decirse; si no todas.
    Muy bueno. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Flavia. Infinitas gracias. Admiro desde siempre tu trabajo. Y justamente comentes este poema que es más sentido que pensado,gracias.
    Abrazo
    SEG

    ResponderEliminar