lunes, 18 de septiembre de 2017

mi aromo

En el fondo de la casa de Paso del Rey había un aromo. Lo había plantado el abuelo Héctor cuando apenas estaban los cimientos en ciernes, allá en 1961. Desde entonces, ya a finales de agosto yo miraba por la ventana de mi cuarto que daba al patio y si no recordaba el día no necesitaba mirar el calendario, el aromo gritaba el equinoccio próximo. En julio del 83' nos mudamos a BA. Al llegar y acomodarnos luego en Boedo, una de las primeras cosas que hice fue ubicar un vivero japonés que había en el barrio. No había podido traerme el aromo del fondo y ni pensar en lastimarlo. Tenia pocas fotos de él, no teníamos cámara de fotos, así es que casi ninguna foto tengo de mi aromo. Mi aromo. Fue mi amigo imaginario y mi alumno cuando empecé a dar clases de literatura (a los doce años me pegó fuerte Robinson Crusoe). Sobre sus ramas construí mi primer refugio y también grabé los nombres de los primeros deseos. Y no lo traje a BA. Sé que al igual que yo se hubiera deprimido, al menos, el primer año. Por eso fui al vivero y le pregunté al señor, dueño y japonés, que atendía el vivero. Le conté de mi amigo y le dije que quería un bonsái de aromo.
Y entonces escuché la sabiduría oriental por primera vez:"el aromo es el único árbol que no puede reducirse a bonsái".
Ahí entendí por qué éramos amigos. Porque éramos irreducibles.
Disfrutemos su belleza. Salú.

lunes, 14 de agosto de 2017

qué


A Santiago Maldonado

Eso
qué hacemos con esto
Con la ignominia
Con la salvaje humanidad que nos soslaya
y nos deja el aire
envasado
en preguntas


SEG  010817

lunes, 24 de julio de 2017

Generación del 27

También en Changsha/ había otoño
Y levantamientos
La guerra ciega/ la sangre/ las manos
Y ella que no está más/ Esos bastardos
Y ella que se derrumba/ y renace/desde la conciencia liberada
La cosecha de otoño/ y las manos que brotan/ 
Las únicas voces que no se duermen
son las revolucionarias

SEG
El Mao amoroso. En progreso

lunes, 12 de junio de 2017

por más de 30

Ella 
es una enviada de Michel
Ella me abrió
'las palabras y las cosas'
en la garganta
una noche de noviembre
por Palermo

Ahora
unos mil doscientos cincuenta y ocho días después
le sirvo el desayuno
mientras ella da de comer a nuestros gatos
y el sol baja
y sube Metflic
y hacemos pan con semillas
y discutimos acerca del último resumen de la tarjeta de crédito
y de las relaciones entre psicoanálisis y lenguaje

Y es que el amor se parece tanto
a eso
que pasé buscando
por más de treinta años
y una vida
y otra vida
y más

SEG  040617 en "Arcángeles de Foucault"

lunes, 15 de mayo de 2017

DmZ

como en las dietas
/ando-de-meseta/
Con palabras hediondas
medievalísimas
Tanto
que el silencio 
me brota
me bota
me boba
y ya

SEG

jueves, 20 de abril de 2017

abrillantada

Gotean
Esa cánula
y estos dos brazos
Buscáme la vena /nena/
para que así entonces
el iodo
me enfosforezca
y brille más
(todavía)

SEG 21317

lunes, 27 de marzo de 2017

EquinoccIO

Me baja el otoño
por la aorta
y subo mi ph
Mis linfocitos se regocijan
mis neuronas patrullan
al susurro del caer de las hojas
Hay un suerte de equilibrio químico
una fusión atómica 
que me ríe en la bilirrubina

Entre el equinocio
y Yo
corre serotonina
Como un puente 
de aire
teñido de amarillos

SEG 21317

martes, 21 de marzo de 2017

Tecla

Hacer el Control
Perder el control Tener control
Descontrolarse Control
Tomografía con contraste
Traste de ocho ocho ocho horas de ayuno
que se hacen casi veinte
Y ese líquido pringoso
que contrasta
Ese iodo 
que fluorece por mis venas
Contrastivo
b/p
beber putrefacción (azucarada)
te deja el ácido
pegado a la garganta
/////////////////////////////
Pero si después
del después
estás allí
no hay resonador más bonito 
que escucharte
///////////////////////////

SEG 200317 en " arcángeles de Foucault" Apuntes de un cáncer

martes, 14 de marzo de 2017

por ella bailo catalas

No importa
Con tu pincita de depilar
quitaste las pústulas de odio
que me provocaban náuseas en el alma

Divertite

Hay un universo
delante de tus manos
Y yo derribé mis murallas

Ahora carreteo
Nadie puede
detener esta voz
que hace juegos en el aire

SEG abril10

miércoles, 1 de marzo de 2017

el Thyssen

habían sido dos días
pero habían bastado
Le había prometido
entrar a robar al museo 
tan sólo para bajarle alguna de sus obras preferidas
Pero bastaron dos días
y más de quinientas noches
para despedir el S.XX
entre sus promesas
entre sus piernas
entre sus desdecires
Por eso 
cuando seis años después
entró al Thyssen
la buscó
detrás de los marcos
arriba de cada paspartú
entre los lápices del local de souvenirs
y nada

De Madriz
como si no hubieran pasado quinientos años
había llegado la castellana
a conquistar la pampa rioplatense
con su salero
el asado argentino, claro

SEG en "Qué se puede escribir sino poemas de amor" en progresión

martes, 21 de febrero de 2017

no entiende

hay resoluciones de sal
esas
que dejan aureola
huellas que lastiman
que dilatan el tiempo que lleva llorar a alguien
no cualquier 'alguien'
llorar a la madre
como si un lacananiano cambiara de fórmula
a ella se le planta la madre
la Madre
Y a veces
quisiera que se fuera de una vez
Por su luz eterna
Y para que ella
finalmente
acepte disfrutar
de cada átomo
fantástico
amoroso
imperceptible
simple
que haya conseguido
en su camino

SEG

martes, 31 de enero de 2017

¿A dónde se va el amor? Cap. I

BA. Marzo '98

Lo básico: tener hambre, tener frío. Me dejaste de dar porque te lastimaba. Cuando me dejaste de dar no te pude decir nada. Pasó el tiempo. El tiempo siempre transcurre y diversifica el dolor, lo disemina, lo hace estallar como vidrios en la sangre, como vidrios diminutos por toda, toda la sangre. Y entonces, con el tiempo, cada pensamiento se vitrifica. O se vuelve transparente o se ensucia. Depende. Depende de si se piensa con el estómago o con la sangre. Claro. Se tendrán pensamientos transparentes, duros, rígidos, fríos, o de los otros, los que arrastran la bilis y el esternón, los que se desangran en palabras. Depende. Por eso, a medida que se vitrifique mi pensamiento de vos, irás desapareciendo. Definitivamente. ¿Dónde se va el amor?. De tanto preguntarlo, de tanto preguntártelo, de tanto preguntármelo se me agotaron las respuestas. El dolor, no, eso no se agota. Hay un dolor único, incomparable, infinito. El dolor nos agobió sin dejarnos respirar, incluso. Vos que sos todas las mujeres de mi vida, que sos y fuiste para mí todas las mujeres en una, nunca supiste responderme. Vos,mamá, que fuiste la primera en abandonarme y en no saber responderme, cuando aún nos quedaba todo el amor por delante.

Y sí, ¿dónde se va el amor? La pregunta implosiona más que la respuesta. Es más, hace tiempo que ya no me interesa la respuesta. Ni la mía ni la de nadie. Existen preguntas de las que una sabe desde antes de pronunciarlas que no tienen ni tendrán respuestas. Pero poco importa, se sigue preguntando. No puedo recordar cuándo hice esta pregunta por primera vez, pero sí cuándo fue la última: anoche, anoche cuando cerraste la puerta tras de vos, tras darme ese último beso, en mi hombro izquierdo, tu hombro preferido, el mismo en que te apoyabas cada noche para dormir, el mismo que me mordías cada mañana al darnos nuestro abrazo mañanero.

....................................................................


SEG

Narración retomada y en progreso de '¿A dónde se va el amor? Una historia que es cuestión de mujeres'. 



domingo, 15 de enero de 2017

por siempre

Nunca había creído en la eternidad
Hasta hace días
Ya no se hacen las promesas de antes
Ahora
no existen más alianzas que los besos
Pero se sabe
No hay más amor
sino es ese
Ese que cruza
todo punto infinitesimal
más allá del tiempo 
y del aire

SEG 050117